Estética artificial: lo bello y lo feo

Importancia de la estética en su sitio web

estetica-artificial-featured-image

Calificar algo como bello o como feo es algo sumamente complejo. Sin embargo, existen ciertas características que hacen que nuestro cerebro, a primera vista, lo califique como tal. Es importante que nuestra página web sea calificada como bella, claro, ya que entre más “bello” sea algo por más tiempo vamos a querer contemplarlo y/o admirarlo. Y nuestro fin es que observen por bastante tiempo nuestra página web. En el caso de una página web, a diferencia de una obra de arte, no depende únicamente de la estética de la página sino del contenido, el cual tiene que entenderse rápido y ser interesante. Hablaremos del contenido de las páginas web en una publicación aparte.

Existen 2 tipos de mensaje: el mensaje abstracto y el mensaje figurativo.

El mensaje abstracto lo podemos utilizar para imágenes en nuestras páginas web. Sin embargo, el concepto de “abstracto” que tenemos es el erróneo.

Por ejemplo, la siguiente imagen es abstracta. Es abstracta porque son figuras geométricas, no son ojos, ni nariz ni boca. Sin embargo, nuestro cerebro rápidamente lo identifica como caritas.

Tenemos entendido que: “sino tiene cara de nada es abstracto”. Pero esto no es así. Ya que elementos totalmente abstractos son asociados con elementos figurativos, y existen escalas de abstracción, porque nuestro cerebro siempre busca asociar las imágenes con cosas conocidas. Este fenómeno de asociación es conocido como el paradigma del recolector. Imaginemos al hombre neolítico o vayamos aún más atrás al paleolítico.

Dicho personaje va caminando en un bosque buscando frutos que comer, de repente ve algo lo cual podría ser un jaguar, que puede devorarlo o un arbusto con dicha forma. El cerebro de este hombre lo que ordena que haga es huir. Ya que está en un peligro que puede ser decisivo en su vida, y no hay tiempo para acercarse a revisar si sí es un jaguar o si es un arbusto. Por lo que podemos entender que el paradigma es un mecanismo de defensa, con el cual contamos hoy en día.

Por este fenómeno hemos guardado en una parte del cerebro bibliotecas asociativas, con las que ya nacemos y vamos creando más y más.

Las bibliotecas asociativas van aumentando y son distintas en distintas partes del mundo. Por ejemplo hoy en día, esto es casi un fenómeno mundial, cualquier persona le tiene pánico a las ratas y a los ratones. Pero, ¿por qué tanto pánico hacia un animal tan indefenso y pequeño? Si nos devolvemos un poco en el tiempo, este animal fue el culpable de millones de muertes en Asia y Europa, por la peste negra. Aunque nosotros no estuvimos en ese momento lo tenemos en nuestras bibliotecas asociativas, y asociamos a las ratas con peligro, por lo que se les tiene muchísimo pánico. Por esta razón, Mickey Mouse fue todo un riesgo. Crear al personaje principal de una campaña publicitaria, con uno de los animales que más miedo y asco se le tiene, es muchísimo valor.

Volviendo al tema de la abstracción, cuando logramos asociar una figura abstracta (como con las figuras geométricas que forman las caritas) de forma rápida, tenemos como resultado una sensación de normalidad, una ausencia de peligro y que podemos disfrutar tranquilos de la percepción. A diferencia de este mensaje asertivo, tenemos imágenes como la siguiente:

Cuando no existe un mensaje o hay incapacidad de encontrar uno, el objeto que estamos viendo pierde interés y es declarado desde el punto de vista universal como feo.

Si el objeto abstracto es fácil de relacionar con algo de nuestra biblioteca asociativa (hablando de obras de arte no importa si con lo que lo asociamos es peligroso o no, si es fácil de asociar es bello), es bello, si no podemos asociar la imagen con algo en nuestras bibliotecas asociativas es feo de inmediato.

El otro tipo de mensaje que existe es el mensaje figurativo. Este tipo de mensaje tiene características como la fidelidad con la realidad. Se clasifica como feo o bello según la fidelidad con la realidad, y se ve como es utilizada la técnica. Esto con respecto a obras o imágenes.

La dama del armiño de Leonardo da Vinci

Sucede que cuando la asociación o el análisis es por razones culturales o regionales, no es encontrado como bello para seres humanos de otros lugares.

Existen ciertos factores que hacen que las cosas sean percibidas como bellas universalmente, ya que son fenómenos encontrados en la naturaleza. Los fenómenos son los siguientes:

Cuando los elementos tienen orden, estructura y expresividad lo encontramos bellos, como la Torre Eiffel.  Además, con la torre Eiffel entra otro elemento en juego, que es su extraordinario tamaño. Por esa razón, estar en presencia de esta nos causa miedo y lo encontramos como algo que tiene que ser bello y tenemos que querer para que no nos haga daño.

Torre Eiffel

El crecimiento es encontrado como bello. Como por ejemplo la estructura de la Ópera de Sídney.

El ritmo es sumamente agradable para la percepción humana.

Ópera de Sídney

El ritmo  es sumamente agradable para la percepción humana. Como se presenta en el la obra de la Grecia Clásica del Partenón, el ritmo en sus columnas.

Partenón en Grecia

El ritmo cilíndrico. Como el que presenta el Coliseo Romano.

Coliseo Romano

El orden ortogonal, es decir que forme un ángulo recto.

Mies van Der Rohe

La continuidad.

Silla Wassily

La simetría como se presenta en el piso Campidoglio de Roma.

Piso Campidoglio de Roma

La ortogonalidad se puede observar en la siguiente imagen de una máquina de Mario Bellini.

Máquina de Mario Bellini

Repetición simétrico radial: esta característica está muy presente en el arte Islámico. En esta imagen también podemos observar un ritmo.

Existen factores que hacen que la asociación sea eficiente, y por lo tanto cumplir con la “belleza” y con el mensaje. Son los siguientes:

Coherencia del mensaje: compromiso de todos los aspectos formales de un objeto con el mensaje que este desea comunicar. Por ejemplo, en las imágenes que tenemos abajo, podemos observar que toda la vajilla cumple con el mismo color (blanco), con la misma forma (circular) y son para un mismo uso (comer).

Factores formales: el color, las texturas el material, el ritmo, las formas geométricas.

Existe también un “problema” si se puede llamar así o un ruido en el mensaje que queremos comunicar llamado: “ambigüedad conceptual”. La ambigüedad conceptual es cuando se quiere comunicar una cosa pero al mismo tiempo se comunica algo totalmente distinto. Un ejemplo son las flores de plástico. La flor es algo totalmente natural, suave, perfumado y cambiarlo por un material que no sea ni parecido al natural rompe con el mensaje. 

Rapidez en la lectura: si son cosas que no tienen sentido la rapidez de la lectura disminuye, y cuando esto sucede es calificado como feo por el ruido en el mensaje.

Niveles de ordenamiento altos y legibles. Este punto es sumamente importante ya que en el desorden y si no se puede leer, el tiempo de admiración de la obra es casi nula, porque no hay interés en si quiera buscar un mensaje. Sin embargo, como lo hace M. Sc. Escher, se puede romper con los paradigmas de sentido para hacer diseños de difícil comprensión, pero el orden de sus diseños es sumamente ordenado y simétrico por lo que capta la atención para continuar con la lectura.

Conceptualmente torcido, es decir si queremos poner algo torcido, ponerlo realmente torcido no a medias, porque puede parecer un error.

Conclusión

Si tomamos en cuenta todos estos factores a la hora de diseñar cualquier cosa, incluyendo nuestra página web, lograremos que la misma sea armónica y “bella”.

¿Necesita ayuda escogiendo los colores de su logo o sitio web?